PLASTIFICANTES & PVC FLEXIBLE

Los plastificantes se han estado utilizando durante miles de años para hacer ciertos materiales flexibles y maleables. El agua se ha utilizado para ablandar la arcilla y se sabe que algunos aceites se han utilizado desde hace siglos para plastificar el alquitrán empleado en la impermeabilización de los barcos.

Los plastificantes modernos son parecidos y diferentes al mismo tiempo. Son líquidos orgánicos incoloros e inodoros que no pueden ser tratados simplemente como aditivos de relleno o pigmentos, ya que los plastificantes representan una amplia gama de substancias químicas y moléculas con innumerables aplicaciones de alto rendimiento, seguras y sostenibles.

Gran variedad – alto rendimiento 

Durante los últimos 60 años, más de 30.000 sustancias diferentes han sido evaluadas por sus propiedades plastificantes. De éstas, sólo un pequeño número - aproximadamente 50 - están hoy en día en uso comercial al cumplir con los rigurosos requisitos de rendimiento, coste, disponibilidad, salud y medio ambiente impuestos los mercados, los usuarios y los reguladores.

Los plastificantes más comunes incluyen ésteres tales como adipatos, azelatos, benzoatos, citratos, ciclohexanoatos, ortoftalatos, sebacatos, tereftalatos y trimelitatos. Su producción se basa en la reacción de un alcohol - como por ejemplo el butanol, el 2-etilhexanol, el isononanol, el isodecanol o el 2-propilheptanol - con un ácido tal como el anhídrido ftálico, el ácido tereftálico, el ácido adípico o el anhídrido trimelítico por nombrar unos pocos de los materiales de partida más comunes.

 

 

Muchos usos & controles exhaustivos

Hoy en día, más del 90% de los plastificantes consumidos en Europa se usan para dar flexibilidad y elasticidad al PVC en numerosas aplicaciones, en particular para la construcción (recubrimiento para cables, membranas para techos, suelos y revestimientos de paredes), la automoción (cables, tableros, recubrimiento y sellados), muebles, y cuero artificial. Los plastificantes son substancias funcionales importantes que transforman las propiedades físicas del PVC y otros polímeros creando un sinfín de aplicaciones flexibles y duraderas.

Debido a su extenso uso, los plastificantes has sido sometidos a controles exhaustivos sobre sus posible efectos para la salud y el medio ambiente convirtiéndolos en unas de las substancias químicas más investigadas. En Europa, el uso seguro de los plastificantes está gestionado bajo REACH, la regulación sobre sustancias químicas más completa de todo el mundo.

Europa y resto del mundo

Los principales plastificantes son materias primas de gran volumen, con décadas y millones de euros invertidos para conseguir su pleno desarrollo comercial. A nivel mundial, aproximadamente 8,4 millones de toneladas de plastificantes se consumen cada año, de las cuales más de 1,3 millones de toneladas son utilizadas en Europa. Los ortoftalatos son los plastificantes más consumidos en todo el mundo.

 

 

El mercado europeo ha evolucionado rápidamente en respuesta a presiones comerciales y regulatorias. Los ortoftalatos acumulan el porcentaje más grande del mercado de plastificantes seguidos por los tereftalatos y los ciclohexanoatos. Otros plastificantes también están ganando cuota de mercado.

Sin embargo, el DEHP todavía representa casi el 40 por ciento del consumo mundial. El DEHP es ampliamente producido y utilizado en China, India y otras partes de Asia, Oriente Medio, África y América Latina y todavía puede incluirse en los artículos importados en Europa.